EN TU PRESENCIA. LA PERFECCION DE LA CREACION