DOS CARAS DE LA GLOBALIZACION. MAS CERCANOS, PERO NO MAS HERMANOS