AUTORIDAD EN LA VIDA CONSAGRADA. UN CARISMA DE ANIMACION-COMUNION