CATOLICISMO Y PROTESTANTISMO COMO FORMAS DE EXISTENCIA