JUSTICIA, PAZ Y ALEGRIA EN EL ESPIRITU SANTO (RO 14,17)
NUEVA JERUSALEN, CIUDAD CELESTE O CIUDAD TERRESTRE?